Termina una feria y empieza otra, aunque en este caso una cita de carácter nacional, que éste año se muestra renovada y en la que se agradece la vuelta de algunas muy buenas galerías: Estampa , la feria de arte múltiple contemporáneo se celebra éstos días en Madrid. Hoy te cuento lo que más me ha gustado, por si decides visitarla durante el fin de semana.

Además, quiero compartir contigo mi visita durante la semana pasada a la Tate Modern y lo que disfruté con la magnífica intervención de Ai Weiwei en la sala de turbinas.

Es buen momento para empezar a plantear los regalos de Navidad. El arte es una gran opción y yo te puedo ayudar a encontrar la obra con la que acertar seguro! Contacta conmigo y verás como es de fácil.

Estampa 2010

Esta semana se está celebrando la 18 edición de Estampa, una feria dedicada al arte múltiple, lo que significa obra gráfica, escultura, fotografía y vídeo, en la que podrás encontrar cerca de 3.000 obras.

Es una feria pequeña, por lo que la visita resulta muy agradable, y cuenta con la presencia de algunas destacadas galerías, dando calidad al evento.

Lo que más me ha gustado ha sido:

David R. Caballero en Marlborough

David Rodríguez Caballero (Palencia , 1970): ya os he comentado la obra en aluminio de este artista, pero hoy toca hablaros de una preciosas aguatintas con intervenciones en vinilo que hacen únicas cada una de las piezas. Es fantástico su uso del color. En Marlborough , stand A10. A partir de 500 €.

José Pedro Croft

José Pedro Croft (Porto, 1957): ha sido elegido para elaborar la imagen oficial de esta edición, por su producción en constante renovación, jugando siempre con los límites del concepto de arte múltiple. Presenta su último proyecto en gráfica, donde ha reutilizado planchas de ediciones de hace 10 años. ¡No te pierdas el conjunto y la doble escritura en ellos!. Stand I2. Obras a partir de 900 €.

Eduardo Nave en Estiarte

– Eduardo Nave (Valencia 1976): muestra una interesante serie de fotografías de Normandía, del Mulberry Harbour, muy forzadas en ángulos que nos remiten al desembarco. En Estiarte, stand B10. A partir de 500 €.

Pello Irazu en Moisés Pérez Albéniz

Pello Irazu (Guipúzcoa, 1963): me ha gustado mucho una escultura, intervenida con una foto y por englobar casi todos los soportes habituales del arte múltiple. Es una bonita forma geométrica en madera, sobre una delicada caja de metacrilato que guarda una foto intervenida con trozos de madera. Es además super versátil ya que puedes tenerla en la pared o sobre la mesa. ¡Genial!. En Moisés Pérez Albéniz, stand C6. A partir de 5.500 €.

Jordi Teixidor en La Caja Negra

Jordi Teixidor (Valencia, 1941): me han gustado mucho una serie de obras creadas a partir de una obra de Matisse. Sobre una imagen de su propio estudio , ha intervenido con un color plano que vela las formas quedando casi cubiertas, sobre las que realiza unas formas geométricas. Sobre todo una pequeña en blanco y negro muy inquietante. En La Caja Negra, stand C4. A partir de 650 €.

Jacobo Castellano en Benveniste

– Jacobo Castellano (Jaén, 1976): sensacional obra en punta seca, que ya me gustó en la exposición individual que tuvo hace poco en Madrid. En Benveniste Contemporary, stand A11. A partir de 350 €.

Christo en Cayón

Christo (Bulgaria, 1935): aunque no resulte noverdad, me encantan las obras de éste genial artista, con sus grandes espacios cubiertos por telas. Muy bonita la obra con una intervención en los Campos Elíseos parisinos. En Cayón, Gráfica y Ediciones, stand A8.

Ai Weiwei. Sunflowers Seeds


150 toneladas de semillas de girasol inundan 1.000 m2 de la Sala de Turbinas de la Tate Modern, un espacio dedicado a ambiciosos proyectos que no deja de sorprender a quien lo visita y que no se parecen en nada unos a otros.

Ai Weiwei en Tate Modern

En esta ocasión el elegido para dar un nuevo giro de tuerca es el chino Ai Wei Wei, quien ha creado la obra Sunflower Seeds.

Gente en Suflowers Seeds

Tuve la suerte de visitarla al día siguiente de  su inauguración y tocar, pasear, saltar y jugar con éstas perfectas semillas de girasol de cerámica, pintadas una a una mano. Era genial oír el crujido de las pipas al pisarlas, ver como la gente jugaba con ellas, las tocaba, se hacía montoncitos para tumbarse a leer y estar más cómodos, interacción total con una obra de arte.

Gente en Suflowers Seeds

Dice el artista que concibe la pieza como: “una metáfora sobre la vida en un país densamente poblado donde se puede perder el individualismo” así como su interpretación de la interconectividad de millones de personas en Internet. Para mi era un recuerdo a algo “typical spanish” en el extranjero con un genial punto de diversión, en el que la participación del público es parte esencial. De hecho, al salir de la montaña de pipas, encontrabas una zona donde pod;ias dejar tus preguntas al artista, a través de grabaciones en vídeo, que él mismo contestaría después a través del twitter #tateaww.

Polvo de Sunflowers Seeds

Habrás leído que desde el día 19 ya no se puede pisar la obra, por el polvo que producían las pipas al frotarse entre sí. Te diré que era sorprendente el polvo, tanto que podías escribir en las barandillas de alrededor.

Olafur Eliasson en Tate Modern

Sunflower Seeds es la undécima instalación de la serie Unilever inaugurada en el año 2000 en la Tate y por la que ya han pasado unos 24 millones de visitantes. En las ediciones anteriores se han visto, entre otras, la araña gigante de Louise Bourgeois , los ascensores en perpetuo movimiento de Juan Muñoz, el sol resplandeciente de Olafur Eliasson, los toboganes gigantes de Carten Höller, y la grieta que rompía el suelo de la sala, de Doris Salcedo.

Tate Modern, Londres. Entrada libre. Hasta el 2 de mayo de 2011.